TARIMAS DE OFERTA                           
            DIRECTO DE FÁBRICA                                    TEL: 911898601    MOV: 696286311

TARIMA FLOTANTE BAMBÚ

MEDIDAS 1510 MM*138 MM; GROSOR: 11 MM TABLERO FENÓLICO CHOPO + 3,5 MM CAPA NOBLE 

Acabado con 6 manos barniz Satinado acrílico ultravioleta antiscrad (anti-arañazo).

PRECIO SOLO TARIMA: 29 €/M2  

CON PACK TODO INCLUIDO A 41,95 €/M2 (MATERIAL+FOMPEX+INSTALACIÓN+RODAPIÉ+TRANSPORTE)




Descripción de la madera: 

El Bambú es un material original, de preciosas tonalidades y con muchas ventajas. Es un material duro, resistente y elástico, sin embargo no se contrae, expande ni deforma. Es uno de los materiales de construcción más resistentes, con fuerza de tensión y capacidad de soporte de peso mayor al del Grafito, pudiendo soportar hasta 52,000 PSI de presión. El Bambú es la planta de crecimiento más rápido del mundo. Produce aproximadamente 30% más de oxígeno por Km.2 que un bosque convencional, y además es beneficioso para las cuencas fluviales, previene la erosión restaurando el equilibrio nutritivo de la tierra, produce brotes comestibles y ayuda a eliminar toxinas en tierras contaminadas. Del Bambú se obtienen también vigas y soportes estructurales, paneles, vallados y muchísimos más derivados sostenibles de gran eficacia medioambiental. El Bambú se cosecha cada 5 años, produciendo un 10 - 30% de incremento anual de su biomasa, se puede cosechar selectivamente cada año y es capaz de regenerarse sin necesidad de volver a sembrarlo. El Bambú genera 30% más de oxígeno que los árboles. Por lo tanto ayuda a disminuir la concentración atmosférica de CO2, el gas responsable del calentamiento global. Algunas variedades del Bambú son capaces de absorber hasta 12 toneladas de CO2 por hectárea siendo por lo tanto un eficiente purificador del aire. El Bambú es una barrera natural del control del agua. Debido a su extenso sistema de raíces y canope, el Bambú disminuye considerablemente exceso de agua en l superficie, previniendo la erosión de la tierra reservando el doble de agua en la cuenca fluvial. El Bambú ayuda a mitigar la polución de acuíferos debido a su gran consumo de nitrógeno, ofreciendo de esta forma una opción ecológica para la incautación del exceso de nutrientes procedentes de la industria, ganadería, agricultura y depuradoras. El Bambú se puede emplear en regenerar y restaurar tierras degradadas. Siendo una planta pionera se puede cultivar en terrenos dañados por el pastoreo excesivo o métodos inadecuados de agricultura. En contraste con todos los árboles, la cosecha no destruye la planta y por lo tanto protegiendo el mantillo, Debido a la densa hojarasca que aporta a la superficie del bosque, recicla nutrientes y mejora el mantillo a largo plazo, restaurando tierras agrícolas para futuras generaciones. El cultivo y la regeneración del Bambú se pueden realizar prácticamente sin dañar al medioambiente. El Bambú sobrepasa al acero de construcción en cuanto a longevidad y dureza. Razón por la cual, ha sido también conocido con el sobrenombre de hierba de acero. Su estructura celular extremadamente densa sobrepasa en estabilidad y en elasticidad al Roble. Las características materiales y las consideraciones ecológicas hacen del Bambú una alternativa viable bajo todos los ángulos.